Noticias Tuyas, estés donde estés | Durazno, Uruguay
ENTREVISTA DESDE LONDRES CON EL JOVEN DESARROLLADOR
Giro el globo terráqueo y, al azar, marco un destino. Indica Londres, capital del Reino Unido. Allí ahora está participando como orador de una conferencia global el duraznense Álvaro Videla. Si el capricho del giro hubiera indicado otro punto del planeta, seguramente sería uno que Videla ya ha visitado. Es que el pasaporte de nuestro coterráneo indica 52 países visitados, en todos los continentes.
Dino Capelli | 09/11/2017
Click para cerrar
Alvaro en Londres, este miércoles como speaker

La biografía del organizador de DuraznoConf -el cercano evento internacional que albergará nuestra ciudad- es harto conocida, habida cuenta de una historia de vida poco común. Ha vivido en Durazno, Montevideo y China y ahora reside en Suiza. Es ciudadano global, una persona que se siente tan cómoda en su casa como en un hotel.
"Estoy en Londres, llego al hotel y te contesto", responde vía WhatsApp, apenas desde El Acontecer nos ponemos en contacto. La redacción del diario aparece como un punto lejano para quien, en horas, brindará sus conocimientos tecnológicos a un auditorio especializado. Sin embargo, la respuesta llega en minutos. Son las 00.00 horas en la capital de la bruma eterna y, horas más tarde, habrá que estar en pie para convertirse en speaker. Pero nada impide narrar historias de vida, de esas que merecen ser contadas.

Desde el principio

"Un tío de mi mujer me consiguió unos libros sobre programación en Estados Unidos, y comencé como autodidacta. Entonces, me presenté a una prueba en una empresa de Montevideo, pasé la etapa de preguntas con respuestas de múltiple opción y, merced al énfasis que vieron en mí, quedé", contó. Era el año 2007. Videla incursionaba en la creación de un mapa digital de la ciudad de Durazno, cuando aún Google Maps era una cuestión del futuro, que apenas nos ubicaba sobre un costado de ruta 5. "Eso fue para dejar claro que sabía programar. El primer día de trabajo me dijeron en la empresa que tenían claro que no sabía programar, pero había gustado mi actitud", agregó.
Así, de la nada, comenzó a programar. Sin embargo, la mala suerte también campeaba. Una semana más tarde, llega una importante reducción de personal a la empresa y 60 personas son despedidas. "El último en entrar, naturalmente, fue el primero en salir", dice sonriente Álvaro. Caminaba -en su nueva etapa como desocupado- rumbo a la terminal de Montevideo, cuando la buena suerte y la recomendación de Javier Queirolo -otro duraznense- le abrió las puertas. Desde allí en más, el mundo de la programación y la tecnología ha sido un aliado en la vida de Álvaro.
La contratación de aquella primera empresa para realizar un proyecto especial, en el año 2008 el viaje a China junto con su esposa para radicarse en el gigante asiático..., y así un periplo de apenas 10 años que permitiría escribir un gran libro.

¿Suerte?

"Fue un golpe de suerte, entonces, los chinos no tenían idea de lo que se hacía en esa empresa en el país. Al año y poco, ya soy jefe de equipo en China y me contacto con la tecnología RabbitMQ, que era nueva por entonces".
Era invierno de 2009 en Shangai. Álvaro Videla entra en contacto con un lenguaje muy avanzado pero poco utilizado. Apenas la compañía Ericsson la implementaba.
Reuniones, cenas, diálogos con colegas. Un italiano le recomienda que se focalice en dicho lenguaje, "y yo me metí de lleno en el mismo. De puro atrevido le envío un mail al CEO de la compañía y le propongo redactar un libro sobre este lenguaje. Eso me lleva a que me inviten de conferencias en toda Europa. Por ello, en el año 2011, mando mi currículum y me surge un contrato", comentó.
Fue el momento en que Álvaro y su familia se trasladan a Suiza. "Nací en la Suiza de América, vivo en el Uruguay de Europa", bromea Álvaro desde su perfil de la cuenta en Twitter. El destino le marcó para nacer en el país más pequeño y menos poblado de América del Sur y vivir en una de las naciones más neutrales del globo, como nosotros.

Suiza y Uruguay

La importancia del lenguaje en el cual se especializa el duraznense Álvaro Videla es tal que el gobierno suizo le otorgó la visa precisamente por haber escrito un libro al respecto. "Al año de estar en Suiza, sale editado el libro en papel y me contrata una empresa grande que compra MQ", narró. Cuatro años allí, luego Apple, hoy una cadena de supermercados tan grande que posee escuela de idiomas, compañía de seguros y que destina el 1 % de sus ganancias anuales a fomentar la cultura. ¿Sabes de cuánto dinero hablamos?, pregunta Álvaro. De 60 millones de dólares. Es el empleador más grande de Suiza, y es el empleador actual de Álvaro, y es una cooperativa.

Con los mejores

Los últimos 6 años en la biografía de Álvaro Videla tienen mucho mundo: conferencias sobre tech, la visita de 52 países, la posibilidad de brindar clases a másteres en la Universidad de Salzburgo, en Alemania. "He cenado en la mesa de los speaker más famosos, compartí con el diseñador del lenguaje Java, era una eminencia y estaba sentado frente a mí", expresó.
En sus experiencias cuenta con naturalidad el diálogo con los cerebros más importantes de la actualidad. Aquellos que crean están a su lado. "No hay que tener miedo de hablar con la gente que sabe, y yo aposté por escribir sobre lo que sabía", dijo. Sus conocimientos no se los enseñó la universidad: primero estuvieron los libros y luego la experiencia.
A tal punto el arrojo y la valentía que aquel primer artículo escrito -por el cual apenas le pagaron 100 dólares americanos- le abrió las demás oportunidades.
En el final de la charla, cuando la madrugada comienza a llegar sobre Londres y la noche se hace presente en Durazno, Álvaro comienza a despedirse. En pocos días estará presente en su ciudad natal para llevar adelante DuraznoConf.
Antes, deja algunas frases que simbolizan su perfil:

DuraznoConf, la cuenta regresiva

"La conferencia tiene varios objetivos. El primero es acercar un evento con speakers de primer nivel al interior de Uruguay. Durazno es una ciudad en el centro del país, donde hace poco abrió UTEC, una universidad técnica con cursos de tecnologías de la información, entre otros. Las personas que asisten a esos cursos en su mayoría no tienen acceso a lo que es el mundo tech, como el de Silicon Valley. Yo soy de Durazno y hace 10 años vendía ravioles en las calles de Durazno. Hoy he trabajado para Apple, VMWare y otras tantas grandes empresas, aparte de haber dado charlas de programación por todo el mundo. Hace unos meses me pregunté por qué no podríamos traer un evento de primer nivel a Durazno", reflexiona Videla, entre Londres y Durazno, entre Reino Unido y Uruguay. "Pregunté por Twitter y a varios amigos del mundo tech les copó la idea, y empezamos a mover la cosa, hasta que se sumó la UTEC y la Intendencia de Durazno para ayudar a organizar el evento. Así que el objetivo es acercar al interior de Uruguay ese mundo de Silicon Valley que parece tan lejano", puntualiza, mientras invita a participar.

 Publicado por El Acontecer Diario


COMPARTIR NOTICIA



Diario independiente de la región centro sur del país
Av. Artigas 374 | Durazno, Uruguay | +598 4362 4416