Noticias Tuyas, estés donde estés | Durazno, Uruguay
LA IDEA ERA HACERLO EN LOS FESTEJOS POR EL MES DE DURAZNO
El avance de obra alcanza el 99 %. La idea del ejecutivo era inaugurar el bioparque en el marco de los festejos fundacionales, pero, por razones de seguridad, se recomendó dejarlo para después del festival de rock, que se realizará el 28.
Alejandro Arrúa | 10/10/2017
Click para cerrar
A la espera del festival de rock que luego se inaugurará el bioparque

El arquitecto Matías Cabrera expresó que se trata de una obra más compleja de lo que a simple vista parece, entre otras cosas, por no tener absolutamente nada bajo techo. «Es todo al aire libre y, en los últimos dos meses, las lluvias nos han complicado, retrasando el ingreso de la maquinaria comunal para hacer la caminería. La idea es que la misma cuente con un riego asfáltico, cómodo para el desplazamiento de las personas. Ello demoró la apertura reclamada por los vecinos», agregó.
Indicó que el 99 % de los nuevos recintos están realizados. «Muchas de las viejas jaulas se tiraron, las que quedaron se hicieron a nuevo, caso del dormitorio de tigres y leones, que presentaba defectos en la estructura y paredes. Son cosas que también demandaron tiempo, porque debe tenerse en cuenta que se estaba trabajando con animales que debieron correrse de lugar, a través de túneles con tejido y alambre eléctrico entre recinto y recinto. La tarea se dio cuando ellos decidieron pasar; no se los obligó», comentó.

Seguridad

Dijo que los nuevos encierros respetan las normas de seguridad requeridas. «Buena parte de la obra, que demandó una importante erogación, está bajo tierra. Tenemos muchos metros de cable; tanto la red eléctrica como el sistema de riego fueron realizados a nuevo», precisó. Sobre este último manifestó que se utilizan bombas que sacan el agua de los estanques de la osa y de los peces para permitir la recirculación y evitar que se vean aguas verdes o en mal estado.

Una obra que fue y continuará mutando

En los espacios donde había jaulas victorianas irán nuevas instalaciones. Habrá espejos de agua, sectores para juegos infantiles y dos casillas de vigilancia. En las afueras irá un cartel que informará a los visitantes, con letras corpóreas y luces. El ingreso se dará a través del viejo zarzo de glisinas, que se mantiene, con mejoras en su estructura. «De ahí para adentro, salvo la administración, todo será nuevo, desde la propia cartelería», señaló.
Se lamentó que no hubiera interesados en la explotación de la cafetería, servicio sin el que se reabrirá el tradicional paseo. Se espera que esta situación pueda revertirse en un futuro.
El técnico mostró conformidad con la tarea desarrollada. «Es una obra que fue mutando en forma permanente, generando un bioparque de muy buen tamaño y calidad. Tal es así que la reapertura significa un paréntesis en la obra; la mutación es infinita. Además, llegarán nuevos animales, que se está en trámite de sanidad. Es una tarea que va a continuar en la medida que la gente responda», sostuvo.
El mantenimiento implicó la contratación de más personas, porque tanto plantas como animales deben ser atendidos. En principio, lunes y martes estaría cerrado para dichas tareas. Las puertas se abrirán de miércoles a domingos, agregó Cabrera.

Jardines y mucho césped

Respecto a lo estético, se indicó que habrá jardines con grandes taludes verdes. «Cuando crezca, la vegetación tapará prácticamente la totalidad de los recintos. Se van a notar, pero la idea es disimularlos. El objetivo es precisamente que se sienta que se ingresa a un bioparque y no a un zoológico con hierro, hormigón y rejas. La gente verá césped con árboles; en el caso de los jaguares, tajamares. Hay mucho enriquecimiento ambiental: troncos, maderas para que jueguen, plataformas», enfatizó.

Osa con aire acondicionado...

A manera de ejemplo, dando cuenta de la extensión de las obras en el tiempo, se recordó que la osa lleva prácticamente un año en el nuevo recinto. «En los últimos días, se colocó un aire acondicionado que donó un visitante que viene un par de veces por año», contó.
Respecto a los monos, se informó que fueron trasladados a un espacio sin techo. «Están rodeados de eléctrico. Están felices en un espacio con césped. Cuando los cambiaron, no podían creer el lugar que tienen», comentó.
A los coatís se les hizo un recinto muy amplio y completo. «Tal es así que ya no intentan escaparse como antes. Cuentan con árboles, césped, casillas de dormitorio, conectadas con troncos para que caminen y disfruten en libertad», precisó.

Disfrute total

La aceptación que han tenido los nuevos encierros en los «inqulinos» se aprecia a simple vista, dijo Cabrera.
«En el caso de las aves, se les dotó de un enriquecimiento ambiental. Es otra cosa muy distinta a las jaulas de otrora. Pueden circular, volar, tienen reparo estratégico del viento ante tormentas o frío», comentó.
«No es la libertad absoluta, son animales nacidos en cautiverio que tendrán un cambio importante en su calidad de vida. Dentro del cautiverio se les brindan las comodidades que se pueda, generándoles un bienestar realmente importante», añadió.

 Publicado por El Acontecer Diario


COMPARTIR NOTICIA



Diario independiente de la región centro sur del país
Av. Artigas 374 | Durazno, Uruguay | +598 4362 4416