Noticias Tuyas, estés donde estés | Durazno, Uruguay
UNA COMPARSA CON APELLIDO CANDOMBERO
La comparsa de los más chicos de la familia Rojas, del barrio Varona, se transformó en una nueva agrupación lubola mayor para disputar un lugar en las próximas Llama-das del Interior 2017.
Walter Fumero | 30/12/2016
Click para cerrar
Una comparsa con tradición candombera en sus integrantes

Enrique Rojas es uno de los responsables de la nueva comparsa duraznense, con quien dialogamos para conocer su historia.
«La idea surge en una reunión familiar, pero viene desde hace mucho tiempo, pero como te darás cuenta en la familia de los Rojas hay una larga historia candombera, desde mi abuelo, el Gallo Rojas y los Tamborileros del Sur hasta el presente. Nunca nos hemos apartado del tambor y del candombe, aunque hemos estado integrando distintas comparsas», contó.
«Todo nació con mis sobrinos Ezequiel y Facundo, que tenían su comparsa acá en el barrio. Desde niños hacían sus tambores, sus banderas, estrellas, todo. Un día, vengo y les pregunto “y cómo va la rompe lonjas”, y se quedaron pensando. Eso pasó y a los días cuando volví ya tenían un estandarte con el nombre Rompe Lonjas. Ese fue el puntapié inicial para que los más grandes, para que la familia, comenzara a pensar en apoyar estos gurises y sacar una comparsa infantil, pero la idea después fue creciendo y ya alguien planeó hacer una comparsa mayor. Lo pensamos bastante, porque sabemos que armar una agrupación lubola no es fácil, es mucho trabajo, esfuerzo y sacrificio, pero, bueno, era toda una familia que tenía las ganas de volver a las raíces, descendientes de Tamborileros del Sur, siempre en el candombe, que, finalmente, nos decidimos, pensando sobre todo en el futuro y las ganas de los gurises que venían con todo eso de atrás, y nos dimos cuenta que la sangre candombera sigue tirando con fuerza», añadió.
De esa forma comenzaron a trabajar, primero, entre toda la familia y, luego, con los amigos, los que siempre los acompañaron en el candombe y los que no dudaron en sumarse cuando fueron invitados. Poco a poco se juntaron y se fueron adheriendo tambores.

Camino a las Llamadas

La agrupación se conformó y se presentó, pero, en ese momento, hubo nuevas exigencias para las agrupaciones en formación, planteadas por la Mesa de Directores.
«El grupo siempre respetó la idea de los directores de comparsas, porque sabemos que es muy importante lo que han logrado en estos años, con mucho esfuerzo; sabemos que es una lucha de años. Hacer una comparsa es un sacrificio, no hay sponsors en Durazno para apoyar ninguna comparsa y todo lo que se hace es a pulmón, y eso lo sabemos todos, así que decidimos esperar, ya que recién comenzábamos a juntarnos, pero ahora las cosas cambiaron: hay una nueva reglamentación, así que nos estamos aprontando para debutar mañana [hoy] en el Bertonasco, en busca de un lugar para desfilar en las Llamadas», sostuvo Rojas.

La comparsa de la alegría

Sobre la propuesta de la agrupación, Enrique dijo que los que lo conocen saben que le gusta el toque Cuareim, «el que mantiene hoy C1080 en Montevideo, que nos parece uno de los toques más tradicionales. Eso tratamos de trasladarlo a nuestros compañeros».
Él está a cargo también de la cuerda de tambores y comentó que cuenta con la colaboración de su hermano Pedro El Chueco Rojas, Sebastián Maz y Pablo Delgado. «Lo más importante es sonar bien, tocarlo con sentimiento, con corazón. Esto te lleva a que el candombe sea más rico», indicó.
El cuerpo de baile está a cargo de Paola Fumero —señora de Enrique—, su hermana Mariana y Laura Martínez. «Toda gente que hace años está en el candombe, con muchas ideas y ganas de aportar», señaló.
Los colores que identifican la agrupación son violeta, amarillo y verde fluor, «porque esta comparsa desde su nacimiento ha sido pura alegría, y estos colores son en su honor», explicó.

 Publicado por El Acontecer Diario


COMPARTIR NOTICIA



Diario independiente de la región centro sur del país
Av. Artigas 374 | Durazno, Uruguay | +598 4362 4416