Noticias Tuyas, estés donde estés | Durazno, Uruguay
En el fin de un año para celebrar mis libretas me miraron y pidieron oídos, ojos, narices, lenguas, pieles. Entrego acá entonces, apuntes de la libreta verde (Hojas sueltas y Místicas) y luego un texto querido de las Notas del celular: “Afuera”. Que lo disfruten con salud, como dice la abuela.
| 19/01/2015
Click para cerrar

Hojas sueltas
En letra de lápiz, borroneada por el tiempo y el roce: Todo eso revuelve y es domingo en Cochabamba. Entre el sol y la lluvia, las lágrimas no salen a preguntar por qué.
Una de las primeras listas para tocar con Leo y Jean-Philippe: Bolero – Se olvida – Flamingueste – Rock and World – Un autre jour y otro día – La arena de Tilcara.
71997280 RENÉ, El del Boliche.
Rojas / Waka Aycha / Meats, cartel políglota en el mercado San Pedro, Cuzco, Perú.
Más enamorado que coya de su tienda, chiste en Rurrenabaque, Beni, selva boliviana.

MÍSTICAS
Santiago del Estero, Argentina.
-La Salamanca. Te lleva al monte espeso y te deja en un claro lleno de postres donde te engañan para que le vendas el alma al diablo.
-No respondas silbidos en el campo si no ves quién lo silbó, sino perdiste.
Oruro, Bolivia.
-En esas casas hay fantasmas que protegen el oro. Hace un tiempo un hombre se botó a las aguas por su ambición, empujado por los fantasmas.
-De mañana no hay que salir sin desayunar, pues se te da vuelta la cara.
Buena Vista, Bolivia: En esta zona hay llamaradas, destellos en la noche. Hay que ir hacia ahí, cavar una poza y se encuentran tesoros.
Pomata, Perú: Hay una laguna sagrada acá cerca. Hacen rituales y danzas en el festival al que llegan desde todas partes una vez al año. NO TE QUEDES A LA NOCHE, porque los diablos te van a comer.

***

Afuera.

Todo el día afuera. Callejeando. Al solcito tibio, entibiando con una buena fogata el frescor a la noche o con llovizna que quiere ser lluvia al llegar al Churqui Cañada.
¿Has pasado alguna temporada afuera?
Es como estar más expuesto ¿no? A la vez, creo que estar afuera te hace entrar en una frágil vulnerabilidad que, sin dejar de tener su gustito, tiñe toda experiencia de colores bien intensos.
Hablo del calor, del viento, el trino, el trueno y todo eso, claro, que es un baño de mundo a baldazos que uno agradece como si vinieran en pleno enero...
Pero también se exalta, fica más intensa, digo, la plenitud ante la vida, la melancolía del extrañazo o, mucho más acá el sabor de un pan con dulce. Por estar afuera mañana, tarde y noche, es como que el sentir tuviera lupa o un resaltador de esos para estudiar.
¿Será por eso que al entrar a la carpa anoche y sentir su resguardo, amé el sentirme en casa? Apagué la linterna y sentí el placer de este adentro, también frágil, hecho de 100% poliéster pero cálido, cómodo y mínimo. Lejos de la lupa.
Como ves ando interpretando vivencias, poniéndoles palabra. No sé si estos pensamientos serán fértiles o hueros como el huevo del viejo Sócrates. Lo que sí sé es que es lindo escribir en casita.
Pero ahora ya salgo afuera, que la vida llama.
Y yo atiendo.

 Publicado por El Acontecer Diario


COMPARTIR NOTICIA



Diario independiente de la región centro sur del país
Av. Artigas 374 | Durazno, Uruguay | +598 4362 4416