Noticias Tuyas, estés donde estés | Durazno, Uruguay
Los calzoncillos, las medias, las botas amarillas. Las remeras, las calzas de bici y la campera. Se llevaron los lápices de color, los retratos y las acuarelas. La cédula, el pasaporte, los dólares y un puñado de alegrías.
| 31/10/2014
Click para cerrar
Foto de Maie Barreto Belonakis, una amiga uruguaya que los 8 ruedas encontraron en La Paz y que ahora viaja con ellos. La foto de la semana anterior también era de Maie.

En segundos se fueron con las alforjas rojas, rodando por el centro de El Alto. Se llevaron la bici más coqueta y con ella nuestros planes de rodar juntos hasta Machu Pichu. Se fueron con nuestra carpa, el sobre, el colchón y la cocinita a nafta de todas las horas. Capaz que ya revendieron la cámara de fotos que habíamos encontrado en un matorral en Córdoba, o el kindle, o el mp3 de los auriculares tremendos. Quién sabe si algo les gustará y se lo quedarán, quién sabe por qué nos pasó esto. Pero hace unos días nos robaron la bici de Leo, con una sutileza odiosa y técnica nos pincharon las 8 ruedas.

Ubicada en el barrio rico de Calacoto, en La Paz, con su jardín prolijito y guardia en la puerta, la embajada de Uruguay en Bolivia da la nota. Ponésela vos. Nos tomamos una trufi, esas combi con muchos asientos y cortarodilla, durante 45 minutos hasta la dirección que decía en internet. Séptimo piso de edificio pintón, avenida de vidrieras bien armadas. No era ahí, la dirección está desactualizada. Bajamos unas cuadras hasta la 21 y tocamos timbre. Adentro, una trabajadora boliviana nos comunica que cónsul y embajador están en Uruguay. Que el pasaporte vale 56 dólares y demora un mes, que no hay recursos para ayudarnos, que a veces el embajador da de su bolsillo, como si fuéramos mendigos noc noc noc. Mientras Leo habla con una superiora que no ofrece nada por teléfono, miro la biblioteca. Entre ediciones de clásicos uruguayos, una historia de Minas y varios ejemplares diplomáticos, descansan el tomo I “La Subversión” y tres ejemplares del tomo II “El Proceso Político” de “Las Fuerzas Armadas al Pueblo Oriental”. Leo volvió a ir y estamos satisfechos de tener un papel que lo habilita a viajar, con el título dado por la embajada: INDIGENTE.

Leo en el teleférico rojo, Juan y yo en la bajada con las bicis volvimos de El Alto a La Paz. En El Carretero nos encontramos con los amigos viajeros y volvimos a la pieza 25. Volver así y que lo vistan a Leo de pies a cabeza y mochila, que nos hagan el aguante, nos contagia la alegría. Recuperamos los papeles. Fuimos a un absurdo y genial concierto en el Teatro del Charango, con el abuelo Ernesto Cavour. Hicimos galletitas de chocolate y maní para vender. Y nos vinimos, de a 10, en barra y bondi, para Copacabana. Unas cuadras abajo está el lago Titicaca, inmenso y azúl. Celebramos así la despedida de Bolivia y del Leo, que se vuelve pronto pa’ los pagos y allá quedó, mateando con los gurises.

 Publicado por El Acontecer Diario


COMPARTIR NOTICIA



Diario independiente de la región centro sur del país
Av. Artigas 374 | Durazno, Uruguay | +598 4362 4416