Noticias Tuyas, estés donde estés | Durazno, Uruguay
A mi lado, Leo prueba acordes en la guitarra. Afuera, Tito y los demás cortan tacuaras para la puerta de esta casita de barro. Acá adentro el candombe suena bien, pero ahora los tambores descansan y los tamborileros aprovechan para seguir trabajando. Tranqui… Mate, charla, risas, por allá dos o tres toman medidas o buscan resolver algún problema juntos.
| 25/04/2014
Click para cerrar

Estamos en Anisacate, en una minga: una juntada de amigos que sueñan y construyen juntos sus casas cálidas, de madera, barro y luz de botellas.
Mirá, ahí volvió la lluvia. Todos adentro juntitos, a tomar una sopa que dicen que me quedó rica. La lluvia le pone pausa al trabajo y vuelve el candombe, florecen las risas.

Hace cuatro o cinco días que disfrutamos de la hospitalidad de gente linda que vive en este estilo de vida rústico, creativo y sinceramente austero. No parecen faltar cosas, pero se gasta mucho menos y se aprovecha todo lo que se pueda reciclar. Nosotros, vamos viviendo y aprendiendo, con el corazón contento de que nos reciban con tanta generosidad.
Duraznenses queridos, desde la última vez que les escribimos hemos saltado de un lugar a otro, saliendo de Rosario y ya casi por llegar a Córdoba Capital. La hospitalidad vive, gente que no conocemos nos recibe bien de bien, nos abren sus casas, sus clubes, sus campings, sus patios. Es hermoso ver cómo gente tan distinta entre sí comparten esta virtud de abrir sus casas a dos extraños.
Se nos vienen algunas preguntas, ¿qué es ser hospitalario?, ¿por dónde pasa?, ¿qué es lo que mueve a alguna gente a abrir sus casas a personas desconocidas?
Compartimos estas preguntas y, a la vez, los invitamos a que abran sus casas a otros viajeros. Hoy en día, los sitios de internet CouchSurfing y WarmShowers permiten contactar a viajeros con personas interesadas en hospedarlos, actualizando la relación anfitrión/huésped de forma interesante.
Nos vamos despidiendo desde las Sierras de Córdoba; un lugar hermoso: lagos, "sierras chicas", "altas cumbres" y gente cálida con un acento que saborea las vocales antes de dejarlas salir. Tenés que subir algún que otro repecho, pero también bajás y, sobre todo, vas con la vista entretenida por tanta belleza natural. Si tienen chance de darse una vuelta por estos lares, desde ya se los recomendamos.
En dos semanas volvemos a encontrarnos por estas páginas. Saludos a Boliche, don Salterain y a la barra lectora.

 Publicado por El Acontecer Diario


COMPARTIR NOTICIA



Diario independiente de la región centro sur del país
Av. Artigas 374 | Durazno, Uruguay | +598 4362 4416